Golpe de calor y agotamiento por calor: ¿Son lo mismo?

Mar 6, 2020 | Hidratación

El aumento en la temperatura corporal puede causar diferentes reacciones en el organismo, unas más graves que otras. El efecto de las altas temperaturas, la falta de un plan de hidratación y la sobreexigencia física pueden detonar varias respuestas en el cuerpo que pueden tener efectos negativos a corto o largo plazo.

Dos de los trastornos más comunes relacionados a la hipertermia son el golpe de calor y el agotamiento por calor. A diferencia de lo que muchos creen, estos dos padecimientos son distintos, aunque muchos pueden confundirlos. A lo largo de este artículo en Hidro220 te explicaremos la diferencia entre ambos términos, para que sepas como actuar de forma efectiva ante la presencia de cualquiera de los dos.

Diferencias en las causas que generan estas respuestas fisiológicas

Las causas que detonan el agotamiento por calor y el golpe de calor tienden a ser muy similares, de ahí a que muchos se confundan; pero a pesar de eso, existen algunas causas específicas que los distinguen. Por ejemplo, el agotamiento por calor es más universal, puede afectarnos a todos, sobre todo si no contamos con un plan de hidratación, tenemos obesidad, hay altas temperaturas o mucha humedad en el ambiente, etc.

Pero en el caso del golpe de calor, los más afectados suelen ser los trabajadores de la industria. Causas como la sobreexigencia física, la deshidratación y la actividad prolongada en ambientes laborales con altas temperaturas aumentan el riesgo de padecer esta respuesta fisiológica.

Diferencias en el cuadro sintomático

Como ya habrás adivinado, los síntomas del agotamiento por calor suelen ser menos agresivos que en los casos donde se presenta un golpe de calor; sin embargo, comparten algunas reacciones como:

  • Calambres musculares.
  • Sudoración excesiva.
  • Debilidad y/o confusión.
  • Mareo.
  • Dolor de cabeza.
  • Náuseas o vómitos.
  • latidos cardíacos acelerados
  • Orina de color oscuro, indicativo de deshidratación.

Sumado a esto, el golpe de calor presenta otros síntomas como fiebre de 40 ° C o mayor, falta de sudoración, dificultad para respirar, desmayo, convulsiones, etc. Otra diferencia sintomática entre ambos trastornos es que en el golpe de calor se tiene la piel enrojecida, y en el agotamiento por calor la piel se torna pálida y fría.

Diferencias en cómo debemos actuar en cada caso

En ambos casos es importante la hidratación para trabajadores o cualquier persona que padezca estas reacciones fisiológicas a las altas temperaturas. También es necesario mover a la persona afectada a un lugar fresco y ventilado, mojarlos con agua fresca y remover el exceso de ropa.

Con lo anterior bastará para los casos de agotamiento por calor, pero teniendo en cuenta que el golpe por calor es más grave, es importante acudir o llamar a servicios de emergencias. Tampoco se deben administrar antipiréticos o someter a la persona afectada a agua muy fría.

Ten presente que para el caso específico del golpe de calor es primordial ofrecer bebidas hidratantes con electrolitos como Hidro220. Con nuestra ayuda prevendrás el riesgo para la salud que supone la hipertermia de este tipo.