¿Por qué la hidratación se está convirtiendo en un problema laboral?

Mar 6, 2020 | Hidratación

Aunque parezca algo trivial, el bienestar de los empleados depende, entre otros factores, de la hidratación que estos tengan en sus sitios de trabajo.

En México, por ejemplo, el promedio de horas que una persona pasa en su sitio de trabajo está entre las 40 y las 45 horas semanales.

Teniendo esto en cuenta, es vital que durante todo ese tiempo se atiendan a las necesidades más básicas en materia de salud y bienestar.

Sin embargo, hay personas para las que mantenerse hidratadas puede resultar una verdadera lucha, pues su jornada está ocupada con una alta carga de trabajo.

Esto último es algo que se agrava con el uso de ropa de protección que muchas veces fomenta que el cuerpo se deshidrate.

Con este panorama a la vista, es normal que uno de cada tres mexicanos presente síntomas de deshidratación en sus puestos de trabajo.

Hidratarse es un tema de salud y seguridad laboral

Según la Constitución Política y la reforma que se le hizo el 8 de febrero de 2012, en el artículo 4° se señala que “Toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible”.

Lamentablemente, hay zonas en las que no se cumple algo tan básico.

Frente a esta situación, son las propias empresas y organizaciones las encargadas de velar por la salud de las personas que trabajan para ellas.

¿Por qué es importante que sea así?

Porque en casos de deshidratación no solo se afecta la salud de quien la tiene, sino la seguridad de todos.

Por ejemplo, una persona con síntomas de deshidratación no solo verá mermada sus capacidades físicas sino también sus cognitivas, afectándose así su capacidad de concentración y de procesamiento mental.

Lo que se desprende de esta idea es inquietante y, por qué no decirlo, peligroso, pues si alguien está operando maquinaria y no ha consumido suficiente líquido, puede causar un accidente.

En este supuesto caso, lo que seguiría a continuación es un proceso de investigación por parte de las autoridades correspondientes y las posibles sanciones con multas o cierres definitivos.

Algo similar aplicaría para el caso de personas que transportan cargas en vehículos, que tienen a su cargo puestos de responsabilidad superior, etc.

Salud ocupacional e hidratación

Conforme avanza la ciencia, los profesionales de la salud ocupacional y los encargados del talento humano se han encargado de que los gerentes y la plantilla en general de una organización comprendan las implicaciones de no estar hidratados de forma correcta.

Cada vez más hay datos que nos hacen pensar en que las empresas están buscando el bienestar de sus empleados.

En México, a pesar de que no contamos con estadísticas precisas, es notable cómo cada vez más hay personas que se dedican únicamente al bienestar laboral.

Justamente, entre sus funciones no está solo la de vigilar que cumpla con cierta cantidad de horas de trabajo ni de que cumpla con los reglamentos de seguridad, sino de que se hidrate de forma adecuada.

Frente a este escenario, aparecen opciones especializadas para contribuir con el propósito de una hidratación correcta.

Esto es algo que se fomenta no solo con la instalación de puntos de hidratación, sino que también con la planificación de pausas breves para el descanso y para el consumo de agua o bebidas hidratantes.

Por fantasioso que a algunos les parezca, las organizaciones entienden cada vez más el rol de sus empleados en la productividad de la empresa, por tanto, empleados más sanos y atendidos en sus necesidades básicas, mejores resultados generarán.

Situaciones para hidratarse con mayor atención

Si tu cargo ocupa que lleves ropa gruesa, es imperioso que te hidrates lo suficiente, pero sobre todo, que haya ocasiones en las que lo hagas con bebidas isotónicas formuladas para tales casos.

Lo mismo aplica para temperaturas extremas, sea calor o frío, pues aunque no lo creas, en momentos de bajas temperaturas se suele beber menos líquido del que necesitamos.

También es importante una hidratación de calidad si tu labor es vigilar procesos delicados en plantas de servicios públicos.

El cerebro humano tiene una capacidad reducida para este tipo de tareas y requiere que todo lo indispensable esté cubierto, incluida la hidratación.

Estos aspectos y algunos otros particulares de cada empresa, son desafíos constantes que requieren estrategias y productos especializados.

Por ejemplo, no serán iguales las necesidades en una oficina con aire acondicionado que en trabajos de alto consumo energético a cielo abierto.

De cualquier modo, las nuevas demandas de siglo XXI y la cantidad de empresas son solo avisos de que la competencia será cada vez más intensa.

Así que para competir se necesitará de personas en estado óptimo de salud y de hidratación.