¿Qué es la hidratación y por qué es vital que te hidrates como un ganador?

Mar 6, 2020 | Hidratación

El agua es un elemento necesario para el ser humano. Y cuando decimos “necesario”, puede que nos estemos quedando cortos, pues se trata de algo sin lo que el ser humano no sobreviva más de 5 días.

Así que, por duro que suene, o te hidratas o te hidratas. Puedes no comer durante muchos más días, pero estar sin hidratación adecuada no es posible por mucho tiempo.

Pero no solo se trata de sobrevivencia, sino también de rendimiento. Esto es algo que debes tener en cuenta si realizas trabajo pesado.

¿Por qué?

Porque un cuerpo hidratado es capaz de mantener su temperatura corporal en niveles óptimos, transportar de forma adecuada los nutrientes a los órganos vitales y eliminar toxinas.

Por algo somos agua casi en una 70%, ¿no?

Entonces, la hidratación no es otra cosa que el consumo de agua en cantidades ideales para que el cuerpo realice todas sus funciones básicas.

El trabajo en temperaturas extremas requiere mayor hidratación

A mayor calor, el cuerpo hace un mayor gasto de agua para tratar de mantener una temperatura óptima.

Esto hace que debamos hacernos cargo más seguido de las necesidades de hidratación en nuestro cuerpo.

Una medida estándar es la que indica que se debe ingerir entre 120 y 150 ml de agua o bebida hidratante cada 15 o 20 minutos, sobre todo en verano o cuando las temperaturas se acercan o sobrepasan los 30°C.

De hecho, esto es algo que se aconseja hacer sin necesidad de que sientas  sed, pues este es un síntoma de que se ha esperado demasiado.

La espera en cuestión puede derivar en lo que se conoce como estrés calórico y una posterior deshidratación, con lo cual se puede llegar a vivir síntomas como boca seca o pegajosa, piel seca y fría, calambres musculares y orina oscura.

El trabajo intenso puede agravar la situación, por lo que es altamente recomendable que consumas bebidas creadas de forma especial para atender demandas exigentes.

Por ejemplo, las bebidas isotónicas a base de electrolitos orales en polvo son ideales para personas que se someten a estrés físico durante su trabajo.

Así que complementan un desempeño óptimo de las labores y cuidan tu salud en situaciones de esfuerzo considerable.

Sin hidratación no hay concentración

El cerebro humano, como cualquier parte del cuerpo, también está conformado por células.

Por tanto, aquellas que estén dedicadas a la concentración, a la memoria, a la capacidad visual, a las operaciones matemáticas, etc., sufren de manera irremediable si no están correctamente hidratadas.

Esto se traduce en situaciones de riesgo si estás operando maquinaria pesada o si tu trabajo amerita un gasto mental complejo.

Incluso, un hecho tan sencillo como calcular la distancia a la que está un compañero, una máquina o un paquete, se dificultan si no has ingerido la bebida adecuada.

Además, los estados de ánimo positivos también se ven afectados por una escasa ingesta de bebida hidratante, así que tener el vigor para realizar actividad física intensa se verá mermado.

Por supuesto, en los estados de ánimo se incluyen la felicidad, la tensión y hasta la calma.

Así que la falta de agua genera ansiedad y fatiga mental innecesaria, situaciones que redundan en un menor rendimiento laboral.

La deshidratación genera dolor en los músculos y en las articulaciones

Cuando pierdes líquido en exceso la sangre se hace más densa y eso dificulta que los nutrientes vayan con facilidad a las células de los músculos.

El resultado se evidencia en una menor elasticidad del tejido muscular.

A esta ecuación se le suma un aumento en la dificultad para eliminar sustancias de desecho, lo que lleva a una acumulación de ácido láctico y un dolor que llega a ser incómodo y, a veces, paralizante.

De hecho, cuando la pérdida de líquido llega a porcentajes entre el 7% y el 8%, aumenta el ritmo cardíaco, aparece la debilidad muscular y se incrementa la posibilidad de sufrir un colapso si el calor es intenso.

Lamentablemente, un trabajador débil o en condiciones como las que te mencionamos, no solo arriesga su salud, sino que disminuye sus índices de productividad.

Frente a este escenario, lo más común es que opte por realizar aquellas actividades que no le generen un gran consumo de energía.

En el peor de los casos, tendrá que solicitar constantes permisos, los cuales generan pérdidas y desajustes en las cargas de trabajo.

No toda bebida hidratante es efectiva

Cuando se trata de hidratación y, de cualquier elemento que ingieras, la efectividad de sus nutrientes es fundamental.

Por ejemplo, hay bebidas que contienen vitaminas del complejo B,  Sustamine® (mezcla de aminoácidos), minerales e Hydromax® (glicerol polvo).

En el caso de HIDRO 1L, esta es libre de azúcar, lo cual la hace apta para personas que tienen diabetes y/o hipertensión.

Gracias a su presentación, solo es necesario diluirla en agua para comenzar a disfrutar de sus beneficios.